sábado, abril 08, 2006

Poemas para Vivir

Encuentro de Dos Mundos.

Cuando el deseo
posa sus sienes en nuestros sueños
puede ocurrir el más bello encuentro,
si estamos dispuestos
a darnos por entero...

El encuentro de dos mundos
llenos de vida:
nuestra realidad
y nuestra fantasía...

Dos mundos
enteramente distintos
y que nunca llegamos a controlar
pues, les debemos libertad.

Dos mundos:
uno al que podemos conquistar
y otro que por ley,
nos pertenece.

Mundos donde podemos crear
entre otras cosas
la ilusión de que uno y uno,
siempre es uno.

Estrellas y Hoyos Negros.

Somos un Universo complejo
mas somos libres y nuestros
donde nacen estrellas y hoyos negros.

Puede que no nos conozcamos
por completo.
Es parte de lo infinito e insólito
de todo aquello que somos,
mas tenemos el poder de atravesar el tiempo
para dominar nuestro espacio.

Y todo aquello que nos envuelve
produciendo hoyos negros,
que nos consume, que nos atrae
es tan sólo parte de nuestro
insólito universo
atravesando el tiempo.

Existen también millones de estrellas
que definen nuestras vidas
que van más allá de una simple astrología
y aunque muchas de ellas mueran,
siempre sin cesar podrán brillar.

¡Gracias!.

(escrito el 03/12/98)

“Si miras a tu alrededor
hallaras mil razones porque
darle gracias a Dios
de estar vivo..."

Siempre lo he creído así,
aunque muchos creen
que vivo un eterno castigo
y no puedo ser feliz.

Pero es que no todos
pueden ver más allá de los ojos
y yo, nunca he sido
persona interesada en ampliarles
la mirada...

Soy persona que reúne calidad
antes que cantidad de compañía.
Soy como la sangre que acude
sin que se le llame.

Es por eso, que siempre
entre las distancias y diferencias,
sin exigencias ni obligaciones,
me he mantenido a tu lado.

Tú que haz sido, eres y serás
cada día más que siempre,
uno de mis motivos de vida
y gratitud divina.

Tú que al igual que yo,
no necesitas que te enseñen
a ampliar tu mirada
por tu gran calidad humana.

Tú aunque no eres sangre,
ni actúas como ella,
pues eres como las estrellas
a las que le pedimos deseos;
siempre brillando, siempre
donde y como te necesitan.

Tú, que no eres flor en mi vida
sino muñeca y estrella,
¡Gracias! por lo que resta de eternidad,
gracias por ser tú,
gracias, por brillar...

Yoleida.
(escrito el 13/12/98)

Emperatriz de nombre incorrecto,
mi dulce Hechizo de Luna
que me abriga en la noche fría
con su abrazo cálido.

Calor de bella musa
que se endulza con el mate
de cabellera perla negra,
de quien se ha hecho mi muñeca.

Fuerte Caliman; el mayor de los diamantes.
Que se posa firme y eterno
entre las flores de mi vida
con la más pura belleza
y el celo de Afrodita.

Tú que haz crecido con el tiempo
y cruzado el horizonte
para hacerte en mis noches,
una estrella en el cielo.

Tú con la imagen de una sirena
que no ha sido Odisea,
ni refugio ni ilusión,
ni ha ido a lo incierto cual fantasma
sino a la firmeza de mi corazón.

Tierra firme que se muestra como piedra
con la más frágil y suave arena,
semblando en el cielo una nueva constelación:

...Yoleida.

Secuelas del “Heroísmo Anónimo”.

(escrito el 29/11/98)

Es triste y decepcionante
no tener la confianza de quien amas
y a quien tanto le haz dado.
Es como brindarse a la incierta nada.

Es sentir olvido de tanto cariño.
Es lo injusto del “Heroísmo Anónimo”,
de sacrificarte sin recordarlo
o hacerlo notar;
que haz dado por satisfacción
y no por obligación...

Y aún me pregunto,
si vale o no la pena.
Seguir brindando lo mejor de nosotros,
que aunque a lo mejor no sea
lo que de nosotros se espera,
es mucho más de lo que a veces
nos brindamos para sí,
aunque otros no lo crean...

Y la única respuesta que hallo
es que sí, vale la pena.
Pues aunque nos trunque la decepción
y la fría tristeza de sentirnos solos,
el “Heroísmo Anónimo” nos satisface
entre otras cosas,

porque de él parte la fortaleza
que nos levanta en la derrota
y nos permite darle la victoria
a quienes queremos,
aunque no nos correspondan igual.

Una Estrella en mi Corazón.

Más allá del cielo
en lo cercano al infinito
de lo que no vemos
de lo que somos...
Hay una estrella en mi corazón.

Con espacio para el recuerdo
y sin tiempo para el olvido.
En la necesidad que calla
escondida en las palabras.

Brindando una alegre sonrisa,
cubierta de lágrimas.
Clamor del sentimiento,
rechazo al sufrimiento...
que refugio halla...

Con voz que susurra
lo que la mirada grita
en el brillo de sus ojos
que aguarda un Te Quiero...
en respuesta y compañía.
Hay una estrella en mi corazón.

Quién es Quien.

El gusto no es querer,
el querer no es amor.
El gusto hace el interés
de buscar amor
y el querer, mantenernos juntos
en cualquier situación.

Por el gusto se llega
también al querer
y del querer a la amistad.
Pero sólo cuando es sincera,
la amistad es digna de conservar.

Mas el amor,
solo llega con la unión de los dos;
el gusto y el querer.
Llega sin avisar
y sin pedir permiso.
Llega para cambiar tu pensamiento
y ablandar tu corazón,
y quien lo sepa recibir
habrá hallado
la mejor forma de morir.

Para saber diferenciar
Quién es quien,
es preciso el tiempo y la precaución
para no equivocarse
y mas, quererse uno más
que a los dos,
para no lastimarse.

Hoy Deseo Matar al Guerrero, Que Habita en Mí...

Hoy deseo matar al Guerrero
que habita en mí...

Deseo su muerte sin resurrección,
sin eternidad...
para que nadie recuerde lo que ha sido,
para no recordar esta amarga derrota.

Quisiera rebocarle la corona y el cetro
al Rey de reyes.
Hacerlo un Pobre Plebeyo
y dejarlo morir eternamente
de la manera más hermosa...
“en los mares tormentosos del amor”.

Quisiera retroceder el tiempo
y permitir que El Peregrino muriese
ahogado en El Mar de Delfos...
¡Por siempre!...

Hoy deseo matar al Guerrero
que habita en mí
para poder vivir yo.
Pero es imposible... sería suicidio.

¡Quiero vivir!
y él... ¡Él quiere el mundo!.

“Los Guerreros nunca mueren
apenas reposan -.
Descansa Guerrero,
que en el horizonte hay brumas de batalla
y tu nombre se pronuncia entre
los vencedores.
¡No faltes!”. – dice El Maestro -.

La Velocidad Del Tiempo.

El tiempo transcurre
a una velocidad abrumante.
No sé, si voy más rápido
o al mismo ritmo vivo.

De ir más rápido,
temo perderme.
De ir al mismo ritmo
temo, no vivir lo suficiente.

Quizá no es el tiempo
el que lleva tal velocidad.
Quizá, sea mi pensamiento
que no lleva mi ritmo de vida.

Mi Pensamiento, la Vida y Yo.

Mi pensamiento es un tren descarrilado
que viaja por los rieles del tiempo,
atraviesa el túnel del espacio
y se estrella en la estación de mis sentimientos.

Mi vida es un vagabundo experimentado
que aún no halla la forma
de subir en algún vagón de mi pensamiento.

Y yo. Yo soy un loco maquinista,
que aún no ha aprendido a manejar...

Vivo Porque NO Muero.
(escrito el 18/12/98)

Como escribió aquel poeta
buscando las sombras de la compañía
entre la soledad y la triste melancolía,
secando sus lágrimas
con la dureza y frialdad de su pensamiento,
con la nobleza y humildad de su corazón:
vivo porque no muero...

Siendo prisionera mi alma
de este encierro al que llaman cuerpo,
en donde desde hace algún tiempo
vida ya no halla,
busca y busca entre los recuerdos
de los que vivo porque no muero...

De tanto buscar se ha cansado,
mas no se rinde,
pese a estar presa entre los límites
de este cuerpo en el que vive,
aguardando por el sol,
por un Pegaso, por las estrellas
o por abrir los ojos a la muerte,
mientras yo, vivo porque no muero...

Y al darle la mano a la muerte,
llevándose la victoria reiteradamente
ha demostrado su fortaleza
y lo que bien escribió el poeta:

“...vivo porque no muero,
y es por eso, que mi labor en la tierra
sé, no ha terminado”.

Las Huellas de un Hombre.
(escrito el 23/12/98)

Hubo un hombre que atravesando el tiempo
llevando un sueño en sus manos,
dejaba sus huellas marcadas en la arena.
Un sueño que compartía sólo
con su reflejo, con la poesía,
con la luna, con el ocaso
y con la soledad de un denso lago.

Un hombre que como El Elegido de Silvio
buscaba siluetas o algo semejante
que le fuera adorable
o por lo menos creíble...
pensable... entre las brumas
de la desolación de la guerra
y el sin olvido.

Un hombre que no siguió a nadie,
es por eso, que quien le acompaña
no camina delante de él.
Un hombre que no permite, que lo sigan.
Pues de ser así, seguro se perdería.
Un hombre libre, que sólo acepta
que caminen a su lado
para que cuando alguno caiga,
juntos se puedan levantar.

Un hombre que hoy se ha perdido,
por mirar atrás.
Y es que ya a sus huellas
no las ve en la arena,
ni las huellas de quienes pensó
le acompañaban.

Las únicas huellas
con las que ahora se topa,
son las que siempre sobre las de él,
se han marcado.

Mas aún sabe,
que sus huellas no se marcan
porque las que fiel, siempre se marcaron
en su andar,
hoy en sus brazos lo cargan.

Y aquellas que a su lado caminaron
hoy parecen haber desvanecido lentamente,
ya no son siluetas creíbles
pese a seguir siendo adorables...
pensables... amables,
entrañablemente queridas
y auténticas...

Aún sigue como El Elegido de Silvio,
esta vez buscando la vida
o buscando la muerte,
¡No se sabe!...

Pues hoy se le ha puesto precio,
no importa si vivo o muerto.
Lleva el precio de Andrómeda;
aquella Diosa que dio su vida
al terrible Poseidón,
para salvar a su pueblo.

Un precio muy alto
que será difícil que logren pagarlo
aquellos a quienes, él a escogido:
La luna, el ocaso y el denso lago.

Un Día como Hoy.

Fue en un día de semana...
en un día como hoy,
que vine a conocerla
de una manera extraña...
con un saludo de viejos amigos
sin nunca haber cruzado palabras.

Desde ese momento,
le fuimos dando cabida
al respeto y cariño,
alimentando y alentando la vida,
compartiendo y llamándonos
¡Amigos!... hasta la lejanía.

Hoy en día
de la misma manera extraña
quedamos como al empezar;
sin cruzar palabra alguna
ahora no por desconocernos,
simplemente por cosas
que aún no entiendo.

La soledad.
(Puede que estés solo)


La soledad es relativa.
Estás en el mundo
y hay mucha gente,
pero si no cuentas con alguien
estás de seguro solo.

Tienes familia.
Otros no la tienen
y no están solos.
Si no te quieren
o tú a ella,
puede que estés solo.

Tienes amigos
en quienes confiar
y quienes en ti confían.
Sus recuerdos.
De cualquier modo,
puede que estés solo.

Tienes riquezas,
amor, todo lo que deseas.
Aunque el mundo sea tuyo,
puede que estés solo.

Tienes vida
aún estando muerto;
alguien que te recuerda.
Aún así... puede que estés solo.

Yo lo tengo todo
y no tengo nada...
Mientras me tenga yo
y algo en que creer
lo único que no tendré
será soledad.

Pero la soledad es relativa,
es cuestión de perspectiva
puede que esté solo;
es algo en lo que no creo
porque sé que cuento conmigo.

Tú y Yo.

Somos pioneros de nuestros sueños.
Hacemos de nuestras vidas un imperio.
Tú, dormitando en los brazos nobles
de un Sauce Llorón.
Y yo, despertando en el deseo de mi corazón.

Venimos al mundo, en busca del triunfo
encontrándonos los dos.
Nos conocimos mientras buscábamos sentido
a nuestras incomprendidas vidas,
sin saber lo que llegaríamos a ser.

Tú, un noble y precavido soñador
con el tiempo y los medios para triunfar.
Yo, subestimado y desmedido soñador
con la fuerza y el corazón de triunfador.

Nos convertimos en grandes guerreros,
mucho antes de conocernos.
Luchamos con el viento y el tiempo,
a la espera de conquistar el primero
con la oportunidad que nos dé el segundo.

Al viento lo manejo a mi antojo,
pese a no haberlo conquistado aún.
Y el tiempo es tu aliado.

El corazón se ha hecho tu mayor enemigo.
El mío, mi pensamiento.
Tu corazón es lógico y sensible,
mi pensamiento es duro e impulsivo.

Yo siento lo que pienso,
tú piensas lo que sientes.

Es por ello, que te haz hecho poeta
de la fantasía hecha realidad.
Y yo, un poeta de la realidad
envuelta en fantasía.

Nos hemos establecido en el mismo mundo
aquel de Poetas, Artistas y Eternos soñadores
para ser lo que hoy por hoy
tú y yo somos...
Hermanos del alma y corazón.
El complemento perfecto:
un corazón lógico y sensible
y el pensamiento impulsivo y fuerte.

¿Qué te Podría Decir?.
(Charallave, día de la madre´97)

¿Qué te podría decir?.
Si me diste la vida.
Si me diste el modo de vivir.

¿Qué te podría decir?.
Si me enseñaste a bien perder.
Si me enseñaste a continuar.

¿Qué te podría decir?.
Si me hiciste ser independiente.
Si me hiciste libre.

¿Qué te podría decir?.
Si me enseñaste a ser débil
siendo fuerte.

¿Qué te podría decir?.
Si me enseñaste a ser fuerte
siendo débil.

¿Qué te podría decir?.
Si creaste estos versos.
Si creaste esta rima.

¿Qué te podría decir?.
En este tu día.
Te podría decir,
por todo lo expuesto,
simplemente: Te Amo.


Ahora que te vas.

Ahora que te vas,
el sol eclipsa
al enterarse de tu partida
y perder la candidez
de tu sonrisa.

Ahora que te vas,
se van los arreboles
que adornaban los días
en miles de colores
de nuestro día a día.

Ahora que te vas,
tu recuerdo se hace estrella
en cada amanecer
para siempre permanecer
en mi vida...
tu presencia.

Ahora que te vas,
no te olvides de mí
que yo de ti
nunca me voy a olvidar.

La Mentira más Grande.
(fragmento, escrito el 12/05/97)

Hoy estando con el pensamiento
en libertad,
lo llegaste a ocupar,
ya no formas parte de mis sueños
sino de mi realidad.

...y si mis palabras
me hacen “Pinochio”
que me crezca la nariz
con la mentira más grande
que te puedo decir:

te quiero y me gustas,
a pesar del poco tiempo.
Quiero formar parte de tu vida
y que tú, formas parte de la mía.
Quiero conocerte,
no a la mujer de mis sueños.
Quiero compartir contigo.
No te he pedido nada aún,
sólo te digo lo que quiero.
¿Qué me respondes tú?.

1 comentario:

YOHANNA-D.BOSCO dijo...

Que maravilloso mi querido Juan. No los he leido todos, pero lo que he leido de Las Flores de mi vida me ha encantado, especialmente este de Gracias a Dios.En verdad tienes un don maravilloso, y no sabes como me alegro de que estes tan alto tan poderoso, tan luchador y mas guerrero que nunca...etas rodeado de la musa mas importante y mas especial que pueda tener una persona y es la familia. La belleza interna que posees la reflejas en cada una de estas lineas y yo se de esta belleza desde hace mucho,mucho tiempo. Que bueno que nos tropezamos de nuevo en este largo camino que es la vida que bueno compartir las cosas buenas y maravillosas que nos están pasando. Es como si estuvieramos destinados a vernos siempre y de alguna manera estar en contacto.Gracias por tenerme este cariño que siempre demuestras hacia mi y por tenerme en tus pensamientos.Estoy orgullosa de tu obra que no he leido todavia, pero que se que es buena por la calidad del escritor... Te deseo mucha suerte, más éxito del que tienens y que sigas a pasos gigantes en tu vida...nos seguiremos viendo y seguire tus pasos a través de esta página. Que maravilla que existas Juanito y que maravilla que yo te conozca y que seas mi amigo...infinitos besos para ti mi querido amigo. Que Dios te colme de bendiciones... hasta pronto.

YOHANNA